La Familia
Reforest-Acción

“Somos los árboles a los que damos voz...”

“El compromiso por la Vida nos ha hecho crecer como Familia. Y lo que aquí nació, que se extienda…. al igual que otros muchos en otros lugares, que igualmente comparten con tenacidad este espíritu común de cuidar de la Vida y de nosotros mismos como parte de Ella.”

Logo Reforest Accion

Reforest-Acción nace del fuerte compromiso de una persona y de un paisaje que pedía un cambio a gritos. Esta persona durante largos años buscó su camino para servir a la Naturaleza. Y después de largos y profundos viajes, llego a la conclusión que no hay trabajo más digno y acertado que el de servir trabajando con las herramientas de la vida, “Las Semillas”. Tomando conciencia que existen semillas poderosas que crean Bosques. Y descubrir que los bosques son “La Arquitectura de la Vida”, y a partir de ahí, la vida puede continuar…

Esta persona es Rodrigo Ibarrondo (Bongui), fundador de Reforest-Acción y coordinador de todo lo que esté en su mano para continuar con esta labor.

rodrigo-ibarrondo-bongui

“Plantar un Árbol son 15 minutos de esfuerzo y toda una vida de Satisfacción”

Y por supuesto que no solo una persona seria capaz de materializar lo que estamos haciendo.
Han sido algo más de mil personas las que en dos años y medio han acudido al llamado, apoyando desde el primer momento. Y afortunadamente hay que decir firmemente que ha sido un grandísimo placer conocer a tan maravillosos grupos de personas.
Sin ellos y ellas Reforest-Acción no sería posible.

Del vínculo que se ha formado trabajando en tan hermosa tarea se ha creado una Familia.

Trabajamos uniendo voluntades y Creando Redes. Dinamizando territorios a través del compromiso. Con la visión de crear una cultura global responsable. Que cuide y proteja los Bosques y la Vida.

La Familia es Global, y se ha formado con el apoyo de personas provenientes, hasta el momento, de 41 países diferentes. De lugares tan remotos como Brasil, Chile, México, Sudáfrica, Isla Reunión… y de cada rincón de Europa. La diversidad está presente así como en un bosque sano. Y es la convivencia la que nos ofrece también la oportunidad de desarrollarnos como seres humanos más conscientes. Grandes lecciones para todos y todas hemos tenido.

Hemos creado un término para definir esa sensación de satisfacción que te transmite el hecho de que algo vive gracias a tu esfuerzo.

“Amorescencia”

Y es la “Amorescencia” el fluido que mantiene vivo a Reforest-Acción y la que nos ha unido.

Todas y todos sois bienvenidas a formar parte de la Familia Reforest-Acción.

Un gran abrazo​.

¿Quieres unirte al equipo de voluntariado?

¡Escríbenos!